Estudio de la condición del artista visual en Puerto Rico

El arte tiene su propio lenguaje. Genera un valor simbólico muy difícil de medir, su impacto trasciende los indicadores tradicionales y su producción se aleja del mercado laboral tradicional. Sin embargo, esto no significa que renunciemos a una cultura de toma de decisiones con información y datos empíricos. El Estudio de la condición del artista visual en Puerto Rico establece, en esa dirección, un precedente en Puerto Rico. Se trata de un innovador estudio, publicado por el Museo de Arte de Puerto Rico (MAPR) y su Programa de Asistencia al Artista (PROA), que hace una contribución determinante en el proceso de establecer un perfil del trabajador cultural, además de aportar información importante para la gestión de instituciones culturales y para el desarrollo de políticas públicas.

En términos metodológicos, el estudio permite analizar el perfil demográfico y geográfico, así como las dinámicas de producción, de los artistas visuales en Puerto Rico. La muestra está compuesta de trescientos un artistas visuales, una cantidad óptima en relación al tamaño del sector y la dificultad para recopilar este tipo de información. El estudio permite comparar las diferencias de estas variables por región, sirviendo de base para las intervenciones de política cultural. Se trata de un estudio con gran relevancia para todos aquellos que, de alguna forma, están involucrados en la actividad artística en general. Además del componente de política pública y de las instituciones culturales, la información permite a los artistas ubicarse dentro del perfil general de sus pares, algo que pude apoyar la planificación individual y la de los proyectos artísticos.

Por ejemplo, utilizando la información geográfica, podemos identificar algunas dinámicas de aglomeración. A pesar de que existe una contundente presencia de artistas visuales en cincuenta y seis municipios, casi la mitad reside en el área metropolitana. Las dinámicas de aglomeración en actividades económicas tiene el beneficio de promover colaboración y facilita el acceso al mercado. Sin embargo, cuando hablamos de las artes, también plantea el reto de garantizar acceso y participación a la actividad cultural alrededor de la Isla. Las instituciones culturales públicas y privadas tienen la responsabilidad de descentralizar la actividad cultural, facilitando que otros municipios tengan acceso a formación, creación, producción y consumo de las distintas disciplinas artísticas.

El perfil demográfico de los artistas visuales es una herramienta vital para las entidades de formación y apoyo a la gestión artística. El estudio impactó a numerosos artistas visuales de edades entre los catorce y los ochenta y nueve años. Sin embargo, la mediana de edad del estudio fue de cincuenta años, lo que supone un perfil de mayor edad que el resto del mercado laboral. Esta observación es importante, porque las dinámicas de producción en las artes se fundamentan en el portafolio, por lo que toma más tiempo entrar y permanecer en el mercado laboral. Sobre este tema, es necesario destacar la composición del mercado de artistas, donde un 48% se clasificó como “maestros”, un 33% como “artistas establecidos” y un 19% como “artistas emergentes”. A pesar de que el éxito y el reconocimiento en las artes no está determinado únicamente por la educación universitaria, los artistas visuales tienen una preparación formal mucho mayor que el resto del mercado laboral. Un 68% posee un bachillerato y un 39% un grado de maestría.

El estudio también hace una contribución importante al proveer datos empíricos sobre el perfil socioeconómico y laboral de los artistas visuales, el cual no se distancia mucho de las investigaciones que se han efectuado alrededor del mundo. Se establece que más de la mitad tiene una carrera paralela, principalmente en el área de la educación. Los artistas visuales muestran un alto grado de satisfacción con su empleo, aunque reconozcan que carecen de recursos de apoyo en la producción. Como es de esperarse, los artistas asumen roles de administración además del trabajo artístico, pero reconocen la importancia de recibir adiestramiento en áreas como mercadeo, derechos de autor, inventario y aspectos financieros, entre otros.

Este proyecto también tiene el reto de maximizar la riqueza de los datos a través de la investigación. El estudio se fundamenta principalmente en estadística descriptiva, lo que supone que aún queda mucho espacio para expandir el análisis a través de estadística inferencial que permita establecer diferencias y correlaciones significativas entre algunas variables de estudio. También permite establecer determinantes de mayores ingresos y posibles obstáculos a la sostenibilidad. Para lograr esto es necesario establecer un mayor vínculo con investigadores y académicos que incluyan este tipo de estudio en su agenda de investigación.

proa3Como muchos otros proyectos destacables en Puerto Rico, el gran reto consiste en la continuidad. Estudio de la condición del artista visual en Puerto Rico presenta un reto para que el sector cultural comience a establecer los llamados sistemas de información cultural, como se han realizado ya en otros países. Para ello, es necesario una alianza entre gobierno, academia, sector privado y cultural. De igual forma, otros sectores como la música, el teatro, el cine, la literatura, la artesanía y el diseño deben desarrollar proyectos similares para elaborar los perfiles de sus creativos. Cabe destacar, en definitiva, que este esfuerzo del Museo de Arte de Puerto Rico (MAPR) y de su Programa de Asistencia al Artista (PROA) deja claro que, aun en momentos de crisis y de estrechez económica, es necesario destinar recursos a la investigación y al desarrollo. Entender el perfil y las necesidades de los públicos a quienes servimos también es necesario para la planificación estratégica en las instituciones culturales.

Estudio de la condición del artista visual en Puerto Rico está disponible para descarga en el siguiente enlace.

Print Friendly, PDF & Email

1 Comment

  • November 20, 2014

    Alvilda Sophia Anaya-Alegría

    Hola, como el estudio sugiere que es sobre el artista visual de PuertoRico, quisiera saber sí incluyen estudios del Distrito Senatorial de Guayama. Gracias por el graaaaan esfuerzo que hace documentando nuestros artistas. Gracias por las horas, noches sin dormir, sin compartir con su familia, para lograr tan un trabajo tan importante de nuestros pueblos. Yo amo nuestra historia, arte y architectura de mi querido Puerto Rico. Aquí está la lista de mi querido Guayama.
    Aibonito
    Arroyo
    Barranquitas
    Cayey***
    Cidra
    Coamo
    Comerío
    Corozal
    Guayama
    Juana Díaz (parte)
    Amuelas (parte)
    Emajagual
    Guayabal
    Lomas (parte)
    Río Cañas Abajo
    Río Cañas Arriba
    Tijeras (parte)
    Naranjito
    Orocovis
    Salinas
    Santa Isabel
    Villalba
    ***La montaña de la Sierra de sistemas Jajome, y la Sierra de Cayey que cubre gran parte del área del municipio. Los puntos más altos son el Cerro de la Tabla y El Cerro Tumbado, que forman parte del sistema de Sierra de Cayey. Otras elevaciones son La Montaña Garau, Charcas y Peña Hendida. Partes del Bosque Carite y el Bosque Estatal de Aguirre están en Guayama.