Colectiva 2.1: una excusa frívola

El artista/barbero Omar Obdulio Peña-Forty, quien ya no se considera artista emergente, se lanza por segunda vez consecutiva con su última propuesta, la cual asume como un asunto de mayor madurez. Colectiva 2.1 abrió al público en su taller y espacio expositivo 2BLEÓ, siendo esta la segunda muestra que presenta en dicho espacio desde que el mismo abrió sus puertas en febrero de este año. La colectiva se caracteriza mayormente por contar con artistas asiduos a la escena del arte local y con un artista invitado.  

                                       

Por una parte, la muestra es interesante. Sin embargo, no va más allá de una mera selección aleatoria de trabajos de colegas y amistades de Obdulio. Inclusive, la primera exhibición, Colectiva 1, contó entre su selección con cinco artistas que a su vez participaron de la actual colectiva. En esta ocasión, tal repetición se percibe en cierta medida injustificada, vaga y reiterativa, más aún cuando no está apoyada bajo algún marco conceptual o algún asunto de necesidad.

                                                     .

“El tema o concepto no es algo que me interesa, ni tampoco considero que mi labor sea algo curatorial…  Simplemente invito prácticamente de manera a ciegas, a artistas que considero que en mi trayectoria han sido importantes, de los cuáles conozco su trabajo, me gusta, y confío en lo que hacen. Yo voy viendo en el proceso lo que van a traer, los invito y coloco las piezas en el espacio de cierta forma que dialoguen.  El diálogo se da de una manera bien espontánea, entre una cosa y la otra”, comentó Omar Obdulio.

Entre los artistas invitados se encuentran, Beatriz Santiago Muñoz con la pieza Folc-Industrial (2011); Elsa María Meléndez con Holocausto; Rabindrantat Díaz Cardona con Distrust Punishment (2013), pieza deliciosamente cínica que forma parte de la serie Boxers (2013); Javier y Jaime Suárez (J2), quienes crearon una pieza comestible específicamente para la noche de apertura utilizando como referencia el video The Studio Visit de Hennessy Youngman; Jaime Rodríguez Crespo con la escultura El artista de los like (2013); Sebastián Vallejo con Cenizas y vida (oda a Pasolini) (2013); Martín Albarrán con una escultura en plexiglass; José Luis Vargas con los óleos Luchador (2013) y No es mi mano (2013); y el salvadoreño Simón Vega con America’s Backyard Museum Centroamérica (2013), siendo esta última una de las piezas más sólidas de la selección.  

Una de las piezas que contrasta grandemente entre la selección es El artista de los like, de Jaime Rodríguez Crespo.  La misma es una escultura en bondo y plástico, en la que el artista utilizó como pretexto un supuesto chiste interno para esculpir al propio Obdulio, agarrando lo que parece ser un Sad Sam con la panza pintada de los ya icónicos puntitos de colores pintados por Damien Hirst hace unos años.  La escultura muestra los tatuajes de Obdulio y porta sus distintivos espejuelos de pasta. Omar no quiso comentar sobre el chiste, pero la pieza parece aludir estruendosamente a puro Kitsch. Un Obdulio seleccionado por Obdulio, dentro del espacio de Obdulio. Es algo incierta la pieza. Creo que lo único que puedo asegurar es la determinación de Omar de mostrarse digno y caricaturesco cual portador de dos magnos clichés: uno, el del circuito del arte, y otro, un artículo de consumo popular.  “La obra es importante y también la parte estética, pero la dinámica de la oportunidad yo creo que es lo más nítido… La obra es siempre la excusa”, concluyó Omar Obdulio.  

La exhibición Colectiva 2.1. puede visitarse en el espacio 2BLEÓ, situado en la Calle Américo Salas esquina Hipódromo (Santurce), así como en la versión virtual 2BLEÓ.

Print Friendly, PDF & Email

Comments are closed.